Nosotros​

El Carmelo Teresiano, iniciado por santa Teresa de Jesús sobre la estela de la antigua familia religiosa del Carmelo, cuenta ya con una larga y fecunda historia. Con el tiempo se ha extendido por todo el mundo y ha asumido formas y estilos diversos, encarnándose en una multiplicidad de culturas

Declaración carismática

Nuestra identidad​

Ser carmelita descalzo es un modo concreto de vivir la condición humana y la identidad cristiana.

Los tres elementos fundamentales del carisma teresiano son la oración, la fraternidad y la misión. Sin embargo, lo que lo caracteriza verdaderamente es que los tres están intrínsecamente unidos entre sí y no tienen sentido de manera independiente, sino que se necesitan mutuamente.

declaración carismática

El carisma teresiano consiste esencialmente en una experiencia de amistad. Si la tradición franciscana habla de la “perfecta alegría”, Teresa habla de la “perfecta amistad”: “Es muy gran cosa traer siempre la conciencia tan limpia que ninguna cosa os estorbe a pedir a nuestro Señor la perfecta amistad que pide la Esposa” (MC 21). Hemos sido creados por amor y estamos destinados a amar

Declaración Carismática

oración

Resulta imprescindible la exigencia de soledad y silencio de la vocación contemplativa,

fraternidad

Si queremos ser carmelitas, debemos antes que nada ser parte de una misma familia.

misión

La misión del Carmelo Teresiano en la Iglesia es vivir y dar testimonio de la
relación de amistad con Dios.